Búsqueda personalizada

VENTA
DE
NARANJAS

CALABAZAS
CABELLO
DE ANGEL

VENTA DE A
G
U
A
C
A
T
E
S

INJERTO


AGRICULTURA

  • INJERTO
  • NARANJO
  •     Cuando hablamos de "injertar", nos estamos refiriendo simplemente a la acción de cambiar la variedad de la fruta de un determinado arbol, siempre dentro de su familia, por lo que no es posible injertar un naranjo de manzano o un manzano de aguacate, por ejemplo. Al comprar un plantón, normalmente se nos vende injertado, y esto es debido a que pedimos una variedad de fruta , (por ejemplo naranja navel), cuyo arbol no se adapta bien al terreno en que lo vamos a plantar, por lo tanto se nos sirve un pie que sea capaz de desarrollarse en nuestro campo o jardín, el cual ha sido injertado de la variedad pedida. En lo que a naranjos se refiere, los pies mas comunes en la Comunidad Valenciana eran el mandarino y el naranjo amargo, pero desde la aparición de "la tristeza" estos pies fueron cambiados por otros llamados "tolerantes" y que están controlados por las autoridades agrícolas, como el troyer carrizo, cleopatra, etc..

        En ocasiones despues de haber plantado nuestro arbol y por las circunstancias que sean, deseamos cambiar la variedad del fruto tanto de todo como de parte del arbol, pues tambien es posible tener en un mismo arbol dos, tres, o mas variedades distintas, siempre dentro de la misma familia, y de esto es lo que vamos a tratar en este artículo. Son varias las técnicas de injerto, pero nosotros nos vamos a centrar en el injerto por plancha o escudo, ya que es por mucho el más usado en los cítricos y se puede aplicar a la mayoria de los arboles frutales. El número de planchas por arbol depende de su tamaño, si se trata de un arbol muy joven, de uno a tres años, puede que sea suficiente una por plantón, pero a mayor arbol mas planchas, hasta siete u ocho en un arbol adulto, tengamos en cuenta que de un solo brote se podria conseguir un arbol, pero cuando mas injertos tenga menor tiempo necesitaremos para conseguir un nuevo naranjo en plena produción.

        La época adecuada para realizar los injertos es desde la primavera hasta finales del verano, (siempre que esté circulando la savia por sus ramas), preferentemente finales de Abril - Mayo, pues el arbol está activo y hay tiempo por delante para que el injerto brote antes de la parada del otoño

        Vamos a intentar seguir paso a paso el procedimiento para convertir un naranjo de la variedad "valencia" en variedad "navel lane".

    ALQUILER
    APARTAMENTO
    EN CULLERA

        En un campo de la variedad que deseamos injertar, y con el permiso del propietário, buscaremos en un arbol sano y fuerte mamones, (ramas jóvenes y rectas), los cortamos y limpiamos de hojas y ramitas, reservandonos las partes útiles, es decir, los trozos de rama que tengan brotadores, que son aquellas que entre hoja y su tronco no hay ni espina ni brote.

        Los arboles que vamos a injertar los rebajaremos quitandoles leña, a ser posible solo dejaremos aquellas ramas sobre las que bamos a injertar una plancha, pero tampoco abusemos, no los vayamos a dejar demasiado desnudos.

        Preparemos el material necesario para el injerto: cuchillas o injertadores, piedra de afilar, cinta de plastico y las varas preparadas anteriormente. La cinta de plástico es especial para injertos, ya que al estirarla se adhiere a la rama impidiendo la entrada de aire para que no se seque.

        Con la cuchilla marcar un rectángulo en la rama a injertar del tamaño de la plancha a colocar. Hacer que sobrepase un poco los cortes orizontales a los laterales, para formar dos pestañas laterales.

    ALQUILO
    PISO
    EN CORBERA

        Con la punta de la cuchilla retirar el rectángulo de piel cortada en el paso anterior y abrir un poco las pestañas laterales. La corteza tiene que poderse quitar facilmente, si no sale entera y queda parte pegada a la leña, es porque no está circulando sabia, debido a no ser la época o el arbol tener mucha sed. Si se da este caso, es mejor dejar el injerto para otro dia, pues seguro que no coge.

        Coger una de las varas que tenemos preparadas de la variedad a injertar, marquemos primero con el corte de la cuchilla una plancha que contenga por lo menos un brotador y sea del tamaño adecuado a la ventana rectangular que hemos hecho en el arbol y despegarla de la vara. Si no sale la plancha con facilidad, desechar esa vara y usar otra.

        Colocar la plancha en el rectángulo hecho en el arbol de forma que sus dos laterales queden sujetos por las pestañas ya mencionadas.

        Con la cinta de plástico aplicada siempre plana y bien tensa, sujetar la plancha en su ubicación. El nudo de la cinta se procurará que caiga fuera de la plancha. La cinta cubrirá toda la superfície de la plancha, pero a ser posible dejar al aire los brotadores.

        Así es como quedará un injerto una vez terminado. La cinta se quitará cortandola con la cuchilla transcurrido el tiempo adecuado. Con una primavera relativamente fresca el plástico se retirará entre 40 y 45 dias, con mucho calor entre 25 y 30 dias, y con temperaturas intermedias entre 30 y 40 dias.

        Al quitar la cinta, si la plancha sigue verde, es que ha cogido, solo nos resta esperar que brote. Si hemos realizado la operación en primavera, lo normal es que brote ese mismo verano e incluso alcance una longitud la nueva ramita que le permita pasar sin problemas el invierno. En el caso de no brotar el mismo año, si sigue verde dejarla, pues lo mas seguro es que brote en la próxima temporada

        Como le quitamos leña al arbol, este sacará nuevos brotes por todas partes, por lo que periodicamente tenemos que repasar el arbol y quitar todos los brotes que no sean injertos para que su fuerza se centre en los brotadores de los injertos. Cuando brote un injerto y este tome cierta consisténcia, hay que atarlo con hilo de plástico para injertos, para evitar que por cualquier circunstancia se rompa, y tambien se puede ir guiando para que ocupe el lugar en el espacio que a nosotros nos interese.

        Según van creciendo las ramas de la nueva variedad, hay que ir recortando las originales para que al final todo el arbol haya cambiado, pero este proceso durará unos pocos años, por lo que es normal que durante este tiempo un arbol nos cuaje frutos de dos variedades diferentes. Poco a poco habremos cortado toda la rama posterior al injerto dejando solo un trozo de tronco, como un muñón, este no es aconsejable quitarlo hasta que el diametro del injerto sea como mínimo como el del muñón. En la foto podemos observar unos injertos de entre dos a tres años con sus primeros frutos de la nueva variedad, y con parte aún del arbol original.

    Camperol2.



    Manda tus salidas a: mailjere@gmail.com. y se subirán a la web


    Subir